fbpx

Hay un interés mayor en la gente en la búsqueda de propiedades con espacios abiertos

Hay un interés mayor en la gente en la búsqueda de propiedades con espacios abiertos

El rematador Mario Stefanoli contó a El Observador cómo observó el comportamiento de los remates judiciales, cómo vio los valores en las transacciones en bienes muebles e inmuebles y los cambios que trajo al rubro la pandemia por coronavirus.

Mario Stefanoli es el actual secretario general de la Asociación Nacional de Rematadores, Tasadores y Corredores Inmobiliarios (Anrtci) y de la Asociación de Profesionales Rematadores, Inmobiliarios y Valuadores de Montevideo (Apriv). En diálogo con El Observador, el rematador, tasador y operador inmobiliario hace una evaluación sobre el cierre de año para la Anrtci, cuenta cómo observó el comportamiento de los remates judiciales, cómo vio los valores en las transacciones en bienes muebles e inmuebles y los cambios que trajo al rubro la pandemia por coronavirus.

Cómo secretario general de la Asociación de Rematadores, ¿qué evaluación hace del cierre de año para la institución? Tuvimos un año de mucho trabajo a pesar de la situación que estamos viviendo. Los últimos meses se realizaron numerosos remates Oficiales, lo que permitió la participación de un importante número de rematadores que fueron sorteados por los Convenios de la Institución y por el Registro Nacional de Rematadores. La Comisión Directiva actuó incluso en los momentos de mayor restricción en forma presencial y virtual para concretar diversos proyectos que se venían planteando.

¿De qué manera califica la temporada 2020 para las profesiones que reúne la Anrtci? Definitivamente fue un año atípico. La primera parte del año con las dificultades que trajo la pandemia en cuanto a enlentecimiento en ventas, pero luego hubo un repunte sin llegar a lo sucedido en años anteriores.

¿Cómo observó el comportamiento de los remates judiciales? ¿Considera que hubo cambios en comparación con años anteriores? Si bien se pudieron realizar remates judiciales, el proceso de solicitar turno para ser atendidos en el Poder Judicial enlenteció en cierta medida la fijación de fechas. De todas formas los últimos meses hubo un número importante de remates judiciales.

¿Cómo supo adaptarse a la nueva normalidad? La tecnología jugó un papel fundamental en la adaptación. En lo particular seguimos tasando, rematando y vendiendo siempre respetando el protocolo de seguridad. Inevitablemente tenemos que adaptarnos a los cambios. La virtualidad en los remates es un tema que la pandemia aceleró.

¿Le afectó el parate que hubo a mitad de año? Nosotros seguimos con tasaciones y ventas. En lo que respecta al tiempo disponible como consecuencia de las necesarias restricciones que fueron impuestas, lo aprovechamos con capacitación en diversas áreas. Es un hecho que debemos estar permanentemente capacitándonos para mantenernos actualizados. En lo que respecta a tasaciones, tuve el honor de ser designado por la Unión Panamericana de Asociaciones de Valuación como Director representando a la Anrtci y a Uruguay dentro de la Unión. Es la primera vez que un rematador integra el Directorio de la Unión.

¿Cómo observó los valores en las transacciones en bienes muebles e inmuebles? Salvo casos excepcionales, donde ha habido ventas puntuales de bienes a precios atractivos, en general observamos que el mercado ha mantenido los valores que se venían pidiendo. Tal vez el cambio mas importante se ha dado en cuanto están dispuestos a rebajar los vendedores los precios pedidos. Pero tanto en bienes muebles como inmuebles, no notamos cambios sustanciales.

En cantidad y nivel de transacciones (remates, compras, ventas), en Montevideo e interior, ¿cómo vio el comportamiento de la plaza local? Obviamente que entre marzo y mayo las transacciones bajaron sensiblemente. Es lógico, porque se respetó en ese momento el pedido del gobierno de minimizar los contagios quedándose en casa. Luego, hubo un movimiento que fue in crescendo en cuanto a transacciones.

En comparación con el año anterior, ¿qué cambios notó? Notamos un interés mayor en la gente en cuanto a la búsqueda de propiedades con espacios abiertos, jardines amplios e inclusive chacras con casas o terrenos alejados de centros poblados para construir. La gente ha buscado la posibilidad de minimizar el riesgo de contagios aumentando el contacto con la naturaleza, viviendo en un entorno donde predomine el verde y la tranquilidad. Seguramente la gente resigna el tiempo que le lleva llegar a su trabajo buscando un lugar abierto y tranquilo. También el teletrabajo influyó en esa decisión, ya que se comprobó que es posible trabajar desde casa sin necesidad de trasladarse.

¿Qué resumen hace de la gestión del año 2020 en la Anrtci? ¿Considera que los objetivos planteados por Anrtci para 2020 se cumplieron? La mayoría de los objetivos se cumplieron. En lo que respecta a capacitación, nos queda instrumentar presentaciones en línea de tal modo que los colegas de todo el país puedan acceder a las mismas sin necesidad de trasladarse. La Asociación sigue creciendo y se va fortaleciendo con el aporte de Directivos y Socios.

¿Qué expectativas tiene para 2021? En lo personal mi expectativa es continuar trabajando en las tres profesiones: remates, tasaciones y ventas. Como Presidente de la Asociación Americana de Rematadores, Tasadores, Corredores Inmobiliarios.

Fuente: El Observador

.


Buscador

Tipo Propiedad
Dormitorios
Precio mínimo en U$S
Precio máximo en U$S

Facebook

Pedido para compra

¿No encontraste el inmueble que buscabas?
Dejanos tu pedido acá
1
×
Escribinos y te respondemos al instante.